Con nombres de mujer

El foro «Miradas cruzadas» entre Quebec y La Habana, en el que hemos participado, nos ha invitado a «descubrir», incluso para nosotros mismos y la comunidad de amigos de Proyecto Espacios, cuánta experticia, talento e inspiración supone para todo nuestro grupo la participación de nuestras mujeres.

Para la ocasión, hemos realizado este video, hilvanado por el testimonio de cuatro mujeres que ocupan, junto a otras, posiciones clave en el trabajo multifacético de Proyecto Espacios.

Así, Paola Alejandra González, diseñadora gráfica, nos presenta sintéticamente uno de los proyectos más complejos y multidisciplinares que hemos encarado: el Corredor Cultural de La Calle Línea; una propuesta transformación integral que abarcara no solo el aspecto físico en más de 70 puntos del tramo de 3km de la Calle Línea en El Vedado, sino también los aspectos de socialización, de integración de la población residente en esta área urbana en un proceso de auto transformación como agentes de cambio.

Por La Habana

El proyecto del Corredor Cultural de la Calle Línea se pensó como un gran diálogo en el que deben participar las instituciones culturales, las autoridades, los distintos actores económicos y la población residente. 

Uno de los propósitos es identificar este fragmento de la ciudad como un patrimonio compartido, disfrutable, vivible en armonía. 

Dentro de las propuestas está, precisamente, la de bajar la velocidad de tránsito, crear el carril bici, propiciar el paseo por las aceras, las estancias a lo largo de la calle.

El punto de vista que prima en el proyecto del Corredor Cultural de la Calle Línea es el de mejorar la calidad de vida de la comunidad. El de respetar y beneficiar las áreas verdes, por ejemplo, de manera que contribuyan al «estar bien» de la gente, el sentirse parte, disfrutar la belleza, los buenos diseños. Contribuir con ello a mejorar la apreciación visual y funcional de los espacios.

El proyecto insiste en enfatizar el carácter compacto que es propio de esta zona del Vedado desde su surgimiento: una ciudad con todos los servicios, que propicia el quedarse, el poder resolver los problemas y necesidades de sus habitantes sin necesidad de grandes desplazamientos.

Reproducir vídeo

Operaciones

En esta área de trabajo dentro de Proyecto Espacios se vela para que ningún contratiempo detenga los procesos, desde el momento en que se genera un encargo de diseño en el área comercial, al área de proyectos, la búsqueda de suministros, hasta la ejecución de las obras, la fabricación del mobiliario y otros accesorios y, finalmente, la entrega a los clientes.

Laura Díaz, diseñadora gráfica que realiza su trabajo como especialista de operaciones, explica qué le supone desde el punto de vista personal: «Insertarme en esta área de trabajo lleva un estudio constante de cada proceso. Manejar cada detalle o especificación y manteniendo una relación muy estrecha con los responsables de cada área.»

En el taller

Dunieska Blanco, jefa de Producción de Factoría Espacios, nos cuenta el día a día de esa función en un taller donde mayoritariamente trabajan hombres y se realizan actividades tradicionalmente masculinas.

Al principio fue difícil, nos cuenta. Comenzó a dirigir un colectivo cien por cien masculino y no estaba preparada con los conocimientos técnicos. Con el tiempo, dice, «he logrado ganarme el cariño y el respeto de cada uno de ellos y me ven como su líder, como su colega, como alguien con quien pueden contar».

Lab.26

Por su parte Sandra Fuentes, especialista comercial, presenta Lab.26, sede expositiva y comercial de Proyecto Espacios en La Habana. Es también un laboratorio creativo donde convergen arquitectura, diseño y arte.

A Sandra la encontramos de jueves a sábado en nuestra casa de 26 entre 19 y 21, en el Vedado. Es una de las asesoras de venta, que junto a Vivian Campanioni y Patricia Silveiro, nos reciben en Lab.26 donde está expuesta en estos días «Distancias Mínimas«, dedicada a los proyectos y obras en los que hemos trabajado entre 2019 y 2020, un período difícil marcado fundamentalmente por la pandemia.

En cada sala se muestran los rasgos generales de uno de esos proyectos a través de fotografías, planos y dibujos arquitectónicos y parte del mobiliario empleado como parte del diseño de interiores que hemos propuesto en cada caso.

En la casa se encuentra también la tienda de mobiliario, con un catálogo de cerca 130 muebles, cada uno con nombre de mujer… diseñados y fabricados por nuestro equipo en Factoría Espacios.

Lab.26, como lo describe Sandra, es un resumen espacio multifuncional donde trabajamos, compartimos, creamos y promovemos el diseño contemporáneo cubano.

 

Comparte en tus redes:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email